Mempo Giardinelli y la revolución por la literatura

19-abril-2013
IX Edición- Sin categoría

Compartir

El argentino Mempo Giardinelli ha sido el encargado de cerrar el jueves con una charla en la que se habló de “Revolución, democracia y crisis como motivos del género negro latinoamericano”. El escritor argentino, autor de obras emblemáticas como «Luna caliente» o «El décimo infierno» y de uno de los pocos ensayos que desde el ámbito hispánico se han hecho hasta la fecha de la novela negra, ha analizado la realidad desde el género porque, como ha afirmado, “la literatura es crisis. Nos informa de lo que somos y de lo que queremos hacer”. Ha analizado la relación entre realidad y literatura, en especial sobre el género negro y la realidad ya que este “es el que mejor describe de la realidad ya que se dedica a ella”. Giardinelli ha centrado su foco analítico en el neopolicial, trazando un recorrido que, en sus palabras, comienza con «El matadero» y termina por tener protagonismo con Elmer Mendoza, Carlos Balmaseda o Santiago Gamboa.

El género negro, tal y como ha afirmado Giardinelli, es determinante ya que “vincula crimen y sociedad”. Pero el crimen y la violencia no existen solo en la ficción, sino que la ficción bebe de ellos, se alimenta y los recrea y los difunde, pudiendo, además, analizar ciertos aspectos en profundidad y denunciar aquellas injusticias que toda sociedad tiene y mantiene. Ha reivindicado la universalidad de la violencia, de los crímenes, de las injusticias, de la corrupción, etc. ya que, a pesar de que desde nuestra óptica etnocentrista tendemos a vincularlos con América Latina, hay muchos crímenes, corrupción, muertes y violencia en todos los países del mundo. A menudo se tiende a mirar el crimen y vincularlo con un solo continente, pero “el crimen es barato y fácil, producto de intereses ligados al mundo político y policial” y de esto se sabe en muchos lugares. La violencia no es una invención de la literatura, pero sí ha servido, según Giardinelli, para definir nuestra literatura. Pero, ¿de qué hablamos cuándo hablamos de violencia? «La violencia es mucho más que asesinatos, crímenes, violaciones y robos, son guerras, injusticias, crisis económicas, corrupción, etc.», según el escritor. Y de eso se sabe mucho en tiempos de crisis como estos, en los que la verdadera violencia no está, como algunos quieren hacer creer, en los escraches, sino en quienes con su codicia los han provocado.

La literatura, en especial el género negro, ha dado luz sobre las miserias existentes en la sociedad y el cine no ha dejado escapar esta fuente de inspiración y ha reflejado muchas de estas miserias en las pantallas. De este modo, cine y literatura han reflejado lo mejor y lo peor de nuestra sociedad, especialmente este aspecto, ya que, como indicó Borges, la dicha no es material para la literatura, por eso hay que hablar de las desdichas y de esto, el género negro sabe mucho. Giardinelli  ha indicado que el género negro debe reflexionar sobre la sociedad pero rompiendo ciertos esquematismos: por ejemplo, la figura del detective no tiene cabida en estas nuevas obras negras, ya que está demasiado visto y fosilizado. El futuro del genero está en que “los hombres y mujeres anónimos sean los encargados de investigar las tramas en las, por circunstancias del azar, se ven envueltas”. Ha concluido señalando que el género negro debe evolucionar en la que “hace falta una revolución, que, los autores, no están/estamos haciendo”. Asimismo, ha valorado muy positivamente la inclusión del género negro en la oferta educativa universitaria ya que “la crítica académica debe cuestionar el género”. Sin embargo, a pesar de que hace falta crítica y revolución en el género, Giardinelli ha afirmado que el género negro se mueve “porque permite cuestionar todo ya que desde los libros siempre se podrá cuestionar a los poderosos y gobernantes”, algo que ha afirmado que le encanta hacer como buen crítico que es contra el sistema.

Para concluir su ponencia plenaria ha respondido a las numerosas cuestiones que los investigadores, estudiantes y aficionados al género le han planteado sobre su obra, especialmente su novela más conocida y reconocida “Luna caliente”, llevada a la gran pantalla, entre otros, por Vicente Aranda en 2010, y la película que se ha proyectado dentro de los actos del Congreso, “El décimo infierno”, dirigida por él y por Juan Pablo Méndez Restrepo.

Universidad de Salamanca
Salamanca, Ciudad de Cultura
Letras Corsarias
Facultad de derecho
Renfe
Avanza
Asociación de Novela y Cine Negro
Facultad de Filología de la USAL
Plaza de Anaya, s/n
37008 Salamanca
prensacongreso@gmail.com
Diseño de logotipo, carteles e imagen corporativa del Congreso:
Christian Martino Bennasar
Diseño de web:
David Boyero