Mario Camus, una vida de cine

17-abril-2015
Sin categoría- XI Edición

Compartir

Director y guionista histórico del cine español, responsable de más de una treintena de títulos, Mario Camus hizo un repaso de su trayectoria en el Congreso de Novela y Cine Negro. Aunque es cierto que entre su filmografía no hay ningún título que se identifique estrictamente con el cine negro, también lo es que muchas de sus películas utilizan algunos de los estilemas y recursos expresivos del género. Piénsese, por ejemplo, en «Sombras de una batalla» o «La playa de los galgos» -en las que aparece el tema del terrorismo como telón de fondo de la historia- o en «Young Sánchez» -adaptación de un relato de Ignacio Aldecoa en la que se refleja el mundo del boxeo, con una estética muy cercana a la de algunas cintas clásicas del género negro-.

Sobre algunas de estas películas habló Camus en su charla. De «La playa de los galgos» contó su complicado proceso de composición y producción, que se prolongó durante varios años y que llevó a transformar lo que inicialmente se iba a llamar «El camino de los barcos» y se iba a rodar en Argentina en una película grabada parcialmente en Dinamarca. La decisión de rodar en el país nórdico vino dada, según comentó, por su relación con «Hamlet», la gran historia sobre la venganza, y por el cariño que tenía al país desde que se publicó allí, con gran éxito, una edición bilingüe para escolares de «Los santos inocentes». Y al hablar de «Young Sánchez» ha insistido en su carácter realista, y en cómo intentó reflejar no solo la realidad de un barrio humilde -de forma muy similar a cómo hizo en «Los golfos», uno de sus primeros trabajos junto a Carlos Saura-, sino también el ambiente del mundo del boxeo de la época, cuando púgiles como Carrasco o Legrá se convirtieron en auténticos iconos sociales.

Adaptador de obras de Barea, Galdós, Delibes, Aldecoa, Mendoza o Cela, Camus ha comentado en su charla que jamás tuvo enfrentamientos con ninguno de los escritores de cuya obra se ocupó. Cine y literatura, ha comentado, son dos narrativas diferentes, y los autores -o los herederos- con los que tuvo que tratar casi nunca le dieron problemas. De algunos de ellos guarda especial buen recuerdo, como de Miguel Delibes, de quien recordó con cariño una dedicatoria agradeciéndole su adaptación de «Los santos inocentes»: «a Mario, que triunfó y me triunfó». De esa película habló también en la charla, señalando que, a pesar de la dificultad presentaba la novela para ser adaptada por su peculiar escritura, vio muy clara la película en cuanto la estaba leyendo. Para explicar la gran pervivencia de la película, se refirió, sobre todo, a los «actores colosales» que trabajaron en ella y a que el tema, en fondo, era universal: la violencia de los opresores sobre los oprimidos.

El cine, concluyó, «es muy cruel: si tu película funciona bien, puedes hacer otra; si no, puede que tu carrera quede cortada para siempre». «El cine es como la vida», concluyó Camus: las cosas no siempre salen como uno quieren, y uno tiene que ir haciendo lo que puede en función de las circunstancias. De esa forma ha configurado el director su carrera, una de las más longevas y brillantes del cine español.

Universidad de Salamanca
Salamanca, Ciudad de Cultura
Letras Corsarias
Facultad de derecho
Renfe
Avanza
Asociación de Novela y Cine Negro
Facultad de Filología de la USAL
Plaza de Anaya, s/n
37008 Salamanca
prensacongreso@gmail.com
Diseño de logotipo, carteles e imagen corporativa del Congreso:
Christian Martino Bennasar
Diseño de web:
David Boyero