Literatura ibérica: cuatro casos negros

13-mayo-2010
Sin categoría- VI Edición

Compartir

En la mesa de comunicaciones “Geografías ibéricas en negro” quedó de manifiesto,  a través de las intereciones de Lydie Royer, Joaquim Ventura, Mario do Carmo Pinheiro  e Ivonne Grimaldi, que la península  ibérica está repleta de género negro y criminal en diferentes lenguas.

La primera comunicación corrió cargo de Lydie Royer, de la Universidad de Reims, y una de las máximas especialistas francesas –junto a Myriam Roche- del escritor Jose María Guelbenzu, autor que comenzó su trayectoria en la narrativa experimental y que en los últimos años ha iniciado una interesante saga de novelas negras protagonizadas por la jueza Mariana de Marco, siguiendo, según Royer, el patrón de “novelas de enigma a la inglesa”. La autora destacó el papel de la mujer detective en la novela negra española (citó también a Petra Delicado)  y analizó la evolución del personaje de De Marco lo largo de las cuatro novelas publicadas hasta la fecha: No acosen al asesino (2001), La muerte viene de lejos (2004), El cadaver arrepentido (2007) y Un asesinato piadoso (2008). La segunda parte de la ponencia se centró en analizar en profundidad la primera novela de la serie. Fue así como la profesora francesa fue diseccionando la concepción y la etimología de la heroína femenina, (Mar + Ana, con reminiscencias de Ana Ozores en La Regenta de Clarín, mujer luchadora, culta, moderna) y demostró en que medida esta novela no sólo representa una renovación de la escritura de la novela policíaca sino como cuestiona también el papel de la mujer en la sociedad desde la época de la Transición.

Por su parte, el catalán Joaquim Ventura, crítico y especialista en literatura gallega ofreció una visión de A Esmorga, de Eduardo Blanco Amor,  uno de los textos clásicos de la literatura gallega, y por extensión, de la novelística escrita en España durante del siglo XX. Ventura comentó la gran importancia de la novela por su difusión (traducción y cinematográfica) independientemente de la lengua en la que fue escrita. Según Ventura, A Esmorga fue escrita durante el exilio argentino en la década de 1950 y, seguramente,  en aquel momento ni la literatura gallega ni el galleguismo cultural estaban preparados para los hechos que se narraban, claramente de “temática criminal” con algunos elementos prototípicos del género: la presencia de los bajos fondos de la ciudad, el retrato sórdido de los personajes y la infracción de las leyes del Código Penal. Para finaliza su exposición, Ventura subrayó no sólo la validez que continua teniendo la novela en el marco de la literatura gallega sino también el excelente estado que atraviesa hoy el género con escritores comoSuso de Toro o Domingo Villar.

La terceracomunicación fue a cargo de la profesora Maria do Carmo Pinheiro Silva que se centró en la figura de una de las pocas representantes que existen actualmente en la narrativa policíaca portuguesa: Ana Teresa Pereira. Concretamente, Pinheiro habló de dos de susaportaciones: O Ponto de Vista dos Demónios (2002) y HistóriasPoliciais (2006). La profesora de la Universidad de Minho dividió su charla en tres partes. Así, comenzó apuntando la influencia de los textos clásicos policíacos traducidos al portugués, destacando a autores como Agatha Christie, Georges Simenon o Edgar Allan Poe. En segundo lugar identificó algunas posibles conexiones de la literatura de Pereira con otros géneros literarios y algún mestizaje. Por último, Pinheiro no sólo expuso algunas de las particularidades de la narrativa policíaca de Pereira (recuperación de clásicos, aparición de castillos góticos, universo femenino…) sino que auguró un posible crecimiento del género en Portugal.

Cerró la mesa de comunicaciones la presencia de Yvonne Grimaldi, quien–en colaboración con María Isabel Fernández García, que no pudo asistir al congreso- disertó sobre “El traductor de novelanegracomo detective: el casoitaliano de Beltenebros de Antonio Muñoz Molina”. La profesora de la Universidad de Bolonia expusocon claridad el proceso de la traducción de la novela de Muñoz Molina al italiano y de qué manera influyen –en ocasiones- las exigencias editoriales sobre el texto y la edición. En el caso concreto de Beltenebros, publicada en Italia por la editorial Einaudi, se fue viendo cómo el sentido del texto original se fue difuminando y cómo se simplificaron muchos de sus códigos al intentar adaptarlos al “lector italiano modelo”. Esta manipulación se extendió hasta en la contraportada del libro, en la que se presentaba la obra –que, aunque cercana al género, no se puede considerarse una novela negra canónica- como una novela had-boiled. De este modo, y tal y como señaló con Grimaldi “el papel del traductor resulta fundamental y se convierte en un detective capaz de leer con los seis sentidos y de defender el sentido con su re-escritura”.

Universidad de Salamanca
Salamanca, Ciudad de Cultura
Letras Corsarias
Facultad de derecho
Renfe
Avanza
Asociación de Novela y Cine Negro
Facultad de Filología de la USAL
Plaza de Anaya, s/n
37008 Salamanca
prensacongreso@gmail.com
Diseño de logotipo, carteles e imagen corporativa del Congreso:
Christian Martino Bennasar
Diseño de web:
David Boyero