La violencia como exorcismo

Compartir

Cuando encontrar estudios de novela policiaca española era poco menos que una quimera, Joan Ramon Resina publicó un magistral ensayo titulado «Un cadáver en la cocina». Editado por Anthropos, el texto de este catedrático que actualmente ejerce en la Universidad de Stanford se ocupaba de la obra de una serie de autores policiacos -Fuster o Vázquez Montalbán, entre otros- vinculados por la denominada «cultura del desencanto» con la que determinados intelectuales se enfrentaron a los cambios efectuados durante la Transición.

A pesar de que durante los últimos años Resina se ha ocupado de variados y diversos temas de investigación, desde lo medieval hasta la posmodernidad, la pasión por la novela negra siempre ha estado presente en su obra crítica y ensayística. Así, en su intervención de hoy en el congreso ha efectuado un repaso del género -desde los relatos protagonizados por el sabio erudito Zadig de Voltaire hasta «La caverna de las ideas», la novela que Juan Carlos Somoza escribió en 2000- incidiendo en su relación con la violencia. Partiendo de la tesis de que toda novela negra puede ser interpretada como una forma de catalizar la violencia imperante en la sociedad y utilizando el orangután de Poe como modelo, Resina ha expuesto su concepción dual del género, mostrando cómo víctima y culpable no son sino dos caras de una misma moneda.

Universidad de Salamanca
Salamanca, Ciudad de Cultura
Letras Corsarias
Facultad de derecho
Renfe
Avanza
Asociación de Novela y Cine Negro
Facultad de Filología de la USAL
Plaza de Anaya, s/n
37008 Salamanca
prensacongreso@gmail.com
Diseño de logotipo, carteles e imagen corporativa del Congreso:
Christian Martino Bennasar
Diseño de web:
David Boyero