«El Pera», volando vengo

Compartir

Se dice del género negro que es una de las formas artísticas que más y mejor saben reflejar la realidad. Siguiendo esa misma consigna, el congreso siempre ha intentado abrir sus sesiones -además de a creadores y expertos- a personas que expongan que los personajes y las tramas de la ficción criminal acostumbran a tener un correlato real. Así, en el II congreso estuvo con nosotros Juan-Carlos Arias, un detective privado que además de ejercer como tal novelaba sus caso, y en el III el médico forense Miguel Orós. Este año, el nexo del curso con la realidad lo ha protagonizado Juan Carlos Delgado «El Pera».

Con un historial delictivo que a los once años atesoraba ya más de 150 denuncias, decenas de robos y centenares de persecuciones de la policía, «El Pera» consiguió reasentarse en la sociedad tras su paso por el centro educativo y de reinserción «La Ciudad de los Muchachos». Desde entonces, la velocidad que le acompañaba en sus fechorías infantiles y juveniles sigue determinando su vida, marcada por una constante actividad que incluye clases de conducción evasiva, multitud de actividades promocionales, charlas en reformatorios, rodajes de cine como especialista y un largo etcétera.

De todo eso, y con el telón de fondo de la película biográfica «Volando voy» y de los libros que sobre su vida se han publicado en los últimos años, ha hablado hoy «El Pera» en el congreso. Ante las preguntas de los asistentes, especialmente interesados en saber qué llevó a la delincuencia a un chaval procedente de una familia humilde pero no marginal y en conocer cómo podía conducir un niño que no llegaba el metro y medio, Juan Carlos Delgado ha repasado su trayectoria de la delincuencia a la reinserción. Sus códigos de ladrón -jamás robaba a prostitutas ni a ancianas y nunca utilizó armas de fuego-, los recuerdos que sus padres conservan de sus años de delincuencia y la nostalgia por los amigos que se quedaron en el camino han sido algunos de los temas de su charla, que ha dejado dos titulares que «El Pera» ha repetido varias veces a lo largo de su charla: que siempre ha de haber una segunda oportunidad -incluso para los policías corruptos con los que bregó en su infancia- y que la niñez, para él, jamás fue un lugar feliz.

Universidad de Salamanca
Salamanca, Ciudad de Cultura
Letras Corsarias
Facultad de derecho
Renfe
Avanza
Asociación de Novela y Cine Negro
Facultad de Filología de la USAL
Plaza de Anaya, s/n
37008 Salamanca
prensacongreso@gmail.com
Diseño de logotipo, carteles e imagen corporativa del Congreso:
Christian Martino Bennasar
Diseño de web:
David Boyero