El cine es extraño

8-mayo-2014
Sin categoría- X Edición

Compartir

Si se preguntara a los amantes del género negro que película española es la que encabezaría su ranking es posible que El Crack de José Luis Garci fuese una de las respuestas que más se repitiera. Por ello ha sido un enorme honor contar con la presencias del director de obras como El Abuelo Volver a empezar en la décima edición del Congreso de Novela y Cine Negro.

Después del visionado de la película, José Luis Garci nos contó cuales fueron los motivos que le llevaron a realizar una película de género. En primer lugar nos habló de la fascinación que siente por el cine y la novela negra lo que además le llevo a dedicar la primera parte de El Crack a Hammett y la segunda a Raymond Chandler: «el motivo de estas dedicatorias es porque les leía desde pequeño». También se acordó de reivindicar el cine clásico de Hollywood, que según sus palabras «ha perdurado como no lo ha hecho el resto» y el cine negro español con títulos como Los ojos dejan huella.

A partir de este momento, se inauguró un coloquio entre el realizador y los asistentes, donde Garci resolvió algunas dudas sobre la película. Preguntado por el nombre que le dio a la cinta, el director respondió: «el nombre hace referencia a algo roto, algo que se desencaja y que hace que la historia cambie de repente».  Como  no podía ser de otra manera, el nombre de Alfredo Landa fue uno de los más repetidos a lo largo de toda la velada. Garci aseguró con firmeza que «Landa tenía un don para la interpretación» y que desde el primer momento fue su apuesta para el papel de Germán Areta.

«El cine negro es un cine urbano, por eso quise grabarlo en Manhattan, la esencia del cine negro y hacer una comparativa con la Gran Vía de Madrid. He sentido fascinación por Nueva York toda mi vida». Con estas palabras justificaba el cineasta la grabación de las escenas en Nueva York, rodaje que no fue excesivamente cómodo ya que no consiguieron permisos para grabar ni en la calle ni en el aeropuerto.

Como es lógico, también se preguntó por Volver a empezar y su Oscar a la mejor película de habla no inglesa: «de las cuatro veces que he estado nominado, solo en aquella ocasión supe que iba a ganar». 

En cuanto al estado del cine español en general y el cine negro español en particular, José Luis Garci no duda en afirmar que hay un problema de salto generacional, aunque eso no impide que se hagan excelentes películas como las de Urbizu: «Yo soy de una generación que daba mucha importancia a los actores. Son ellos los que van a hacer la historia. El director tiene que pasar inadvertido, por eso es muy complicado que vuelva a hacer cine».

Universidad de Salamanca
Salamanca, Ciudad de Cultura
Letras Corsarias
Facultad de derecho
Renfe
Avanza
Asociación de Novela y Cine Negro
Facultad de Filología de la USAL
Plaza de Anaya, s/n
37008 Salamanca
prensacongreso@gmail.com
Diseño de logotipo, carteles e imagen corporativa del Congreso:
Christian Martino Bennasar
Diseño de web:
David Boyero