Agustín Díaz-Yanes y la imagen del thriller

18-Mayo-2009
Sin categoría- V Edición

Le costó a Agustín Díaz-Yanes llegar hasta el sótano donde celebramos el congreso por culpa de un menisco maltrecho, pero la bajada de empinados escalones mereció la pena. Acabábamos de ver su “Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto”, esa historia negrísima que ganó siete premios Goya de la que Daniel Monzón escribió: “Díaz Yanes agarra de las tripas al espectador desde el mismo prólogo y trata de estrujárselas como una tenaza, sin darle respiro, hasta el final. (…) hace brotar el lirismo a partir de la sangre y violencia”. Y allí abajo se habló de trhiller, de la imagen, de diálogos y de ambientes. El director convirtió la conferencia en un coloquio con los presentes en la que dio detalles sobre sus decisiones en ésta y otras películas suyas.

Díaz-Yanes se declaró lector de novela negra y aseguró que le aporta mucha inspiración: “Al que le guste el cine como a mí, lo de Scorsese… tiene que leer novela negra. Incluso cuando estás rodando te vienen cosas a la cabeza, me ayuda mucho el ambiente y muchísimo los diálogos. Nosotros hacemos peores diálogos que los novelistas de negro”. Comparó el ambiente taurino –hay mucho del toro en esa película, algo que le viene de familia– con el de la novela negra por la presencia constante de la muerte como fondo, y señaló que curiosamente es difícil llevar al cine una buena novela negra, destacando que las que mejor han funcionado en pantalla eran más bien relatos o novelas de segunda fila. “No hemos tenido suerte con la imagen. El franquismo le ha hecho mucho daño a la imagen. Entras a una comisaría y no lo parece, y luego hay cosas muy anticinematográficas, como la la Guardia Civil. Metes un tricornio en una película y no queda bien”. Siguiendo con ese razonamiento visual, el director señaló que “no tenemos ni los actores ni los sitios para esa parte “rica” que tiene que tener el trhiller. Además, los esquemas estaban muy basados en la época de Marlowe, todo muy como del siglo pasado. Pero creo que se conseguirá actualizarlo”. Díaz-Yanes habló sobre el papel de la crítica –”debería ser una manera de hacer descubrir películas que si no pasan desapercibidas”–, de su elección de actores y de corridas de toros clandestinas dentro de cien años. Quien sabe si saldrá de ahí un argumento para una película.

Universidad de Salamanca
Salamanca, Ciudad de Cultura
Letras Corsarias
Julian Martin
Facultad de derecho
Renfe
Avanza
Asociación de Novela y Cine Negro
Facultad de Filología de la USAL
Plaza de Anaya, s/n
37008 Salamanca
prensacongreso@gmail.com
Diseño de logotipo, carteles e imagen corporativa del Congreso:
Christian Martino Bennasar
Diseño de web:
David Boyero