Corrupción para enseñar, el carnaval de Paco y monumentales parques temáticos

11-abril-2011
Sin categoría- VII Edición

Compartir

Malgorzata Janerka, Joaquim Ventura y Rafael González Tejel

La mesa «Nuevos formatos del género» ha reunido dos producciones audiovisuales españolas que están siendo vistas en Polonia. Rafael González Tejel trabaja en el Instituto Cervantes de Cracovia y ha explicado la idoneidad del cine negro para la enseñanza de español y la metodología que sigue con la película La caja 507, de Enrique Urbizu, para conseguir que los alumnos polacos adquieran un vocabulario que les permita seguir las noticias en prensa, derribar estereotipos y conocer la obra de otros directores españoles menos difundidos fuera de nuestras fronteras. Malgorzata Janerka, de la Universidad de Wroclaw, ha traducido al polaco la serie Los hombres de Paco y ha analizado en su intervención cómo sus guionistas subvierten varios temas/arquetipos criminales para llevar una acción policial al territorio de lo cómico. Siguiendo la teoría del carnaval de Mikhail Bakhtin, Janerka ha repasado distintas categorías que nos ofrecen un original punto de vista sobre esta exitosa serie. Ha cerrado la mesa, moderada por Pedro Javier Pardo, de la Universidad de Salamanca, el crítico Joaquim Ventura, de la Asociación de Escritores en Lingua Galega, con un repaso a las novelas negras ambientadas en Santiago de Compostela. Tomando la ciudad como un ente vivo, con sus transformaciones, Ventura ha señalado su carácter «Patrimonio de la Humanidad», para explicar aspectos como el efecto «parque temático» en el centro histórico y el surgimiento de nuevos focos de delincuencia, habitual y especulativa.

El cine ha sido siempre un buen recurso utilizado en la didáctica de los idiomas, pero los tiempos de poner una película a los alumnos en clase y luego comentarla parecen haber pasado a la historia. Rafael González presentó toda una metodología aplicada a la magnífica película de Enrique Urbizu, La Caja 507. Actividades antes, durante y después del visionado para conseguir que sus alumnos del Instituto Cervantes de Cracovia consigan cuatro fines principales: habituarse a un vocabulario de actualidad en temas políticos y de corrupción urbanística (el tema de la película) para que puedan seguir las noticias de los periódicos españoles; superar los estereotipos más comunes en torno a la cultura cinematográfica española, generalmente conocida por los dramas estetizados y con un componente costumbrista de Pedro Almodóvar; aprovechar la concisión del lenguaje propio del género negro; y dar a conocer una mayor variedad de directores españoles. Por todos estos aspectos, González considera que el cine negro tiene un potencial especial para enseñar el idioma.

Media España se ha reído mucho con Los hombres de Paco, esa serie que llevó hacia la comedia la habitual producción dedicada a la vida en el interior de una comisaría aderezada con unos cuantos casos difíciles de resolver. Malgorzata Janerka la ha traducido para la televisión polaca -donde se proyecta con una voz superpuesta sobre el idioma original- y ha aprovechado su contacto con los guiones para elaborar una sugestiva teoría de lo carnavalesco, siguiendo los pasos del semiólogo ruso Mikhail Bakhtin. Confrontando las categorías que conforman el carnaval con pequeñas secuencias de la serie, Janerka demuestra la subversión de los códigos genéricos que construyen lo cómico, dando lugar a una «vida al revés» donde se debilita lo dogmático y aparcen nuevas relaciones entre los personajes en un espacio participativo (comisaría y corrala tienen una parecida distribución en la serie). La supresión de jerarquías y de leyes como el prestigio social y la cortesía; el contacto de lo incompatible (personaje guapo-feo), la doble relación familiar-profesional de los actores, el concepto de la profanación (surge la caricatura, la grosería, las alusiones a la fertilidad y una actitud profana ante la muerte); la activación de la parodia, utilizando objetos contrarios a su destino y el contraste de los personajes; la coronación-destronamiento del bufón («nos hemos coronao, nos hemos coronao» es una frase recurrente) como celebración central que revela que lo más importante de cualquier cambio es el cambio en sí mismo; la risa carnavalesca como medio para anular situaciones de crisis, el fuego como purificación; el carnaval como un puente entre el mundo racional y el irracional…

La condición de Ciudad Patrimonio de la Humanidad supone un sello de prestigio para muchas ciudades… especialmente de prestigio turístico. Generalmente ciudades históricas y con poca presencia de la economía industrial, la urbe gravita hacia su centro monumental a riesgo de que este se convierta en una especie de parque temático con poca vida fuera de horas de visita. El desplazamiento de la delincuencia clásica de la zona es una de las priemeras consecuencias, y por ahí enlaza Joaquim Ventura con las novelas negras escritas sobre Santiago, la capital gallega. No son abundantes, ni en gallego ni en castellano. Crime en Compostela, de Carlos G. Reigosa, ganadora en 1984 del premio Xerais, no se publicó en castellano hasta el año 2000 e incorpora a la ciudad como un personaje más, dentro de una trama basada en los crículos de poder y en los cambios experimentados en los poderes fácticos de la ciudad. En un registro similar está la obra de Román Raña, O crime da rúa da Moeda Vella. Suso de Toro figura en la lista de Ventura con dos novelas de distinto corte: Ambulancia y Trece badaladas (Trece campanadas). La primera ambienta su trama en la otra Compostela, dejando totalmente al margen el entorno monumental, una novela de perdedores y policía corrupto, de la mejor época de De Toro. La segunda mezcla la fantasía con la leyenda y la investigación. Por último, Ventura señala Asesinato no Consello Nacional, de Diego Ameixeiras: después de que el gobierno bipartito pierda las elecciones gallegas y el Partido Popular vuelva al gobierno con mayoría absoluta, un encapuchado asesina a Mario Dacosta, parlamentario del Bloque Nacionalista Gallego (BNG) cuando abandonaba la reunión en la que la ejecutiva había presentado su dimisión. Ficción política y criminal par auna novela que Ventura define como una gran descripción de los mecanismos propios del BNG y donde es resaltable el papel de la zona periférica de Santiago, no ya del ensanche extramuros, sino de una nueva Santiago surgida de la especulación que se extiende por las poblaciones de los alrededores.

Universidad de Salamanca
Salamanca, Ciudad de Cultura
Letras Corsarias
Facultad de derecho
Renfe
Avanza
Asociación de Novela y Cine Negro
Facultad de Filología de la USAL
Plaza de Anaya, s/n
37008 Salamanca
prensacongreso@gmail.com
Diseño de logotipo, carteles e imagen corporativa del Congreso:
Christian Martino Bennasar
Diseño de web:
David Boyero