Gutiérrez Aragón y el cine del “susto”

20-abril-2013
IX Edición- Sin categoría

Compartir

Director, guionista y escritor, Manuel Gutiérrez Aragón es uno de los nombres imprescindibles del cine español. Su firma aparece detrás de obras como “Habla, mudita”, “Demonios en el jardín”, “Cosas que dejé en La Habana”, “La vida que te espera” o de la exitosa adaptación de “El Quijote”, convertida primero, con Fernando Rey en el papel protagonista, en serie de televisión y después, con Juan Luis Galiardo, en película. Y precisamente de eso, de las relaciones entre el cine y la literatura, ha versado su charla, en la que, a partir de su experiencia como director/escritor y espectador/lector, ha defendido la teoría de que se trata de dos artes de expresión no tan diferentes como a lo largo de la historia se ha hecho creer.

Gutiérrez Aragón ha trazado una personal historia del cine negro, con escala en una serie de hitos fundamentales: “Perdición”, “Laura” o “La mujer del cuadro” -una de las películas que, según ha confesado, le llevó a hacer cine-. Después de explicar las vinculaciones entre la novela y el cine, y de abordar la importancia que películas como “A quemarropa” tuvieron en el paso del género del blanco y negro con el que se fue configurando al color, Gutiérrez Aragón ha mostrado su sorpresa al constatar cómo la, en su opinión, “novela negra imprescindible” no ha sido jamás llevada a la gran pantalla. “Cosecha roja”, de Hammett, una de esas obras que debería convertirse en lectura obligatoria para todos, no ha tenido adaptaciones. Ha habido acercamientos, como el de “Muerte entre las flores” de los hermanos Coen o el “Yojimbo” de Kurosawa -que convierte al innominado agente de la continental en un samurai-, pero ninguna película ha llevado a la gran pantalla la historia con la que Hammett encumbró al género y sacó al crimen del jarrón veneciano a la calle, devolviéndoselo a la gente que tenía que matar por algún motivo que fuera más allá de proporcionar un cadáver con el que crear una intriga. El director también ha reflexionado sobre las señas de identidad del género negro, insistiendo, más allá de en su vinculación con la fuente literaria, en sus arquetipos formales y temáticos, y en el “susto” con el que la gran mayoría de las películas intentan sorprender a los espectadores. “El montaje”, según ha concluido, “es esencial en el cine, y sobre todo en el cine negro”.

Por último, en el transcurso del diálogo con el público asistente, Gutiérrez Aragón ha reflexionado sobre “La vida que te espera”, una de sus últimas películas, a la que ha definido como “verdinegra” por su combinación de temática criminal con el ambiente húmedo y natural de los valles cantábricos y como “una muestra de la vida pasiega que parece abocada a desaparecer”.

Universidad de Salamanca
Salamanca, Ciudad de Cultura
Letras Corsarias
Facultad de derecho
Renfe
Avanza
Asociación de Novela y Cine Negro
Facultad de Filología de la USAL
Plaza de Anaya, s/n
37008 Salamanca
prensacongreso@gmail.com
Diseño de logotipo, carteles e imagen corporativa del Congreso:
Christian Martino Bennasar
Diseño de web:
David Boyero